OPERACIONES: PRODUCCIÓN Y LOGÍSTICA

La optimización en la gestión de las operaciones de producción y de logística y, en general, la gestión por procesos en cualquier área de la compañía, con un enfoque adecuado hacia la racionalización y la eficiencia, implica una importante mejora de la cadena de valor o, una importante aportación a la mejora de la rentabilidad del negocio.

La adecuada selección y la correcta aplicación de los sistemas y herramientas más actualizadas en el ámbito de las Operaciones, Producción, Supply Chain y Logística, son aspectos fundamentales para situar a nuestras empresas en una posición competitiva en relación al mercado y al sector.

La aplicación de una metodología rigurosa con la imprescindible planificación, la puesta en práctica o implantación, el seguimiento de las acciones y la corrección de los posibles desajustes en un ciclo PDCA (plan-do-check-act) continuo, son la clave del éxito.

OPERACIONES INDUSTRIALES Y PRODUCCIÓN

Los sistemas productivos actuales tienen como principal objetivo la mejora de la eficiencia productiva entendida de una manera global. Esta mejora se traduce en reducción de costes, mejora de calidad de los productos, mejora de la implicación de los trabajadores, y en la mejora de la logística interna en toda la cadena, desde el almacén de materias primas hasta la expedición al cliente.

Para lograrlo aplicamos los conceptos, sistemas y herramientas del Lean Manufacturing (mejora continua, metodología de resolución de problemas, SMED, TPM, OEE, sistemas de comunicación interna, planificación de la producción, 5S, VSM, …). Y con el apoyo de las herramientas de SW que puedan ser necesarias.

Técnicas que requieren conocimiento profundo, mucha experiencia en su implementación y una gran capacidad para dinamizar equipos de trabajo. Todos ellos conocimientos y habilidades que podemos aportar para alcanzar los objetivos actuales en los sistemas productivos de las empresas industriales.

LOGÍSTICA INTEGRAL Y SUPPLY CHAIN MANAGEMENT

La competencia cada vez más internacional, la economía globalizada y la creciente complejidad que se deriva, para operar en los mercados, provoca que las empresas (PYME y otras más grandes) entiendan, como concepto clave, implementar una logística integral para mejorar su organización e incrementar su eficiencia.

De esta implementación se deben derivar mejoras como la rapidez en el servicio, la reducción de costes, más calidad del servicio ofrecido, más flexibilidad y un incremento por tanto de la rentabilidad.

Complementariamente la actuación en relación a la «Supply Chain» debe permitir entender las expectativas de los clientes, definir un patrón de la demanda, mejorar los procesos y los inventarios, crear una estrategia de cadena de suministro y definir un modelo que verdaderamente responda a las necesidades de los clientes y cubra sus expectativas. Y como aspecto esencial, ser capaces de implementarlo.

Con ello se entregará el valor que requiere el cliente se habrá convertido la cadena de suministro con un centro de creación de valor mediante la incorporación de herramientas de SW (sistemas de previsión de la demanda, SGA o sistemas de gestión de almacenes convencionales y / o automatizados), ERP’s verticales o generalistas y conceptos de gestión completamente actualizados.